Perrote...

Desde que recuerdo, siempre les he dado el coñazo a mis padres en plan "quierounperroquierounperroquierounperroserebuenalosacaresiempre"
Me portaba bien, sacaba buenas notas, era obediente... en fin, lo que viene siendo una niña repelente. Pero ni por esas. Y cuando se le agotaba la paciencia a mi padre, me decía "el día que tengas tu casas, harás lo que quieras, pero... blah, blah,blah..."(aquí es donde ya mi cerebro, por sistema, desconectaba)

Evidentemente, ya me sabía de memoria la cantinela, pero no me dejaba llevar por el desánimo e intenté por todos los medios conseguir que me dejaran tener un perro... Fracaso absoluto. Mi mente infantil no me daba para pensamientos complejos, nivel experto, pero sabía que quería un perro, no por capricho, ni mucho menos, quería un perro porque me encantaba todo bicho viviente (excepto arañas, escolopendras, cucarachas... bueno, vale, me gustan las que dibuja Efe pero ya) y me iba a encargar de él dentro de lo que estuviera en mi mano, claro. Conducir para llevarlo al veterinario siendo una cría, no cuenta. Pero vamos, ponerle comida y agua en el cuenco, sacarlo a pasear, jugar con él, todas esas cosas que puede hacer un niño como "responsable" de un animal de ese tamaño.

Nada. Ni por esas. Así que, pasaron los años (muchos y más) Y llegó el momento en el que me independicé. Ya llevaba tiempo viviendo con Pompa y dándole la tabarra con que quería un perro (vuelta a empezar, mi vida es un bucle!) A él no le hacía mucha gracia, pero tenía que conseguir camelármelo, llevármelo a mi terreno. Y en esas estábamos, cuando empezó la #putacrisis y me despidieron de mi anterior trabajo. Un drama. El horror. Drama Queen (se nota, verdad?) Y como Pompa es un amor, me vio tan hecha polvo que dijo "venga, busca en las protectoras algún peludo y me enseñas a ver qué encuentras, vale?" Lo miré con amor infinito, con ojos en plan CandyCandy y no perdí el tiempo en ponerme a rastrear. 

Por que aunque no le apetecía demasiado tener una mascota, desde el principio me decía que llegado el caso, adoptaría, que no compraría un animal en una tienda, le parecía cruel tenerlos así (no es adorable?? ^^)

Después de buscar, buscar y rebuscar, encontré en una protectora de otra ciudad a un peludo que me enamoró en las fotos y de carácter era lo que andabamos buscando, cariñosote, mimosón, que pudiera estar en un piso. Le enseñé las fotos a Pompa y le encantó. Leímos su "historia" y no lo pensamos más, escribimos a la protectora interesándonos por su adopción y enseguida nos enviaron un cuestionario que teníamos que rellenar para que ellos vieran si eramos "aptos" para adoptar y si íbamos a encajar con el peludo y sus necesidades. 

No tardaron mucho en contestarnos diciéndonos que sí, que éramos aptos y que era un perro perfecto para nosotros y viceversa. 

Tuvimos que firmar un contrato en el que nos comprometíamos a no hacer ciertas cosas con el animal y a ser responsables de su salud y bienestar (comprensible) y en el que también especificaba que si nos "descubrían" haciendo algo de lo que no podíamos hacer con él (ej. dedicarlo a la caza o a las peleas de perros) tenían la potestad para quitárnoslo y llevárselo de nuevo a la protectora. No me pareció mal firmar algo así, es lógico que en una protectora quieran asegurarse que sus peludos van a parar a buenos hogares y si no es así, poder recuperarlos para evitarles más sufrimientos.

Así que, después de muchos mails de ida y vuelta con información de uno y otro lado, conseguimos ponernos de acuerdo con ellos para llegar a un punto intermedio entre las dos ciudades donde quedaríamos para recoger a Perrote. Porque esa era otra, con los miedos y traumas que tenía el pobre, era casi impensable que nos lo enviaran por estos servicios de mensajería que tienen también el transporte de mascotas, en plan bien, claro. Con lo que quedamos un sábado de diciembre de hace casi 3 años en un pueblecito perdido y tranquilo y allí que nos plantamos a conocerlo tranquilamente y tomarnos un café con los chicos que lo tenían apadrinado en su casa. Una pareja encantadora que nos explicó con todo detalle como era Perrote, sus miedos, sus manías y sobre todo, lo mucho que lo querían y querían que fuese feliz.

Desde entonces es uno más de nuestra familia y siempre contamos con él para todo. Y en las pocas ocasiones que no puede venir con nosotros, nos aseguramos de que esté bien cuidado y atendido. Por que es nuestra responsabilidad y por que lo adoramos. Es una manta en casa, no da nada de guerra, ni ladra, está súper a gusto y tranquilo. Con los niños es muy cariñoso y juguetón y con las perras se lleva de maravilla (jejejeje es un fichaje) Con los machos, es otro tema, con los que se lleva bien, es adoración lo que tiene, que los llama si los ve a lo lejos. Pero con los que no, es un chulillo de cuidado. 

En fin, que os presento a Perrote y dejo de babear ya, que esto es amor de dueña jiji ^^




Besos!!! ^_^ 



8 La gente ha dicho...:

ipodgirl dijo...

Joer, te leo y casi parece la historia de mi vida... Yo también me pasé media vida pidiendo tener un perro y haciendo méritos para que me dejasen, pero nada, mi padre no quería ni de coña... Lo conseguí con 16 años, pero tal vez cuente la historia algún día en el blog, que no es plan de dejarte un comentario kilométrico xDD
Te lo repito, perrote es muy guapo y tiene cara de ser un amor... Por cierto, cómo se llama realmente? :)
Muchos besotes para ti y para él! Me alegro de que al final lo consiguieras! ;)

Aguamarina dijo...

Qué linda historia y qué lindo es tu Perrote, ¡qué mirada tiene! :)

Burbuja dijo...

Ipod: jajaja Mi padre siempre ha tenido perro, pero vivía en una casa de pueblo y no los tenían dentro de casa, así que era reacio totalmente a meter uno dentro del piso. Y, lo que son las cosas, Perrote ha entrado en su casa (cosa que pensé que no vería nunca xD) y cuando no lo llevamos por lo que sea, lo echa en falta jiji

Pues sí, cuenta, cuenta me encantaría leerlo ^^

Perrote es guapísimo jeje y es noblote, noblote :D

Muchos besos para tí también!! ;)

Burbuja dijo...

Aguamarina: Gracias guapi!!! Es súper expresivo con la mirada ;)

Celia dijo...

Que bonitooooo!
Que cara de pillo! me encanta!
Va a ser muy feliz con vosotros y vosotros con el!!

Enhorabuena!!

Burbuja dijo...

Celia: Es más guapoooo! jejeje Todo el mundo nos pregunta si es cachorrote por lo juguetón que es, pero ya tiene unos 6 años y medio. Estas son las terceras navidades que pasa con nosotros y es uno más. Lo adoptamos el 20 de diciembre de 2008 y ha sido una de las mejores cosas que hemos hecho ^^

Besos!! ^_^

La quinta avenida dijo...

HOLA HOLITA!! Acabo de descubrir tu blog y ¡¡¡¡¡ME ENCANTAAAAAA!!!!! He estado cotilleando todos tus post y me parecen increibles ENHORABUENA!
Te sigo desde ya mismo!!

Un besito y espero verte pronto paseando por mi blo LA QUINTA AVENIDA y si te gusta sígueme ME ENCANTARÁ!! muaka

Burbuja dijo...

La Quinta Avenida: Hola! Bienvenida y ¡muchas gracias por tus piropos! jiji Pero no es para tanto, no soy nada buena escribiendo jajaja
Pásate cuando quieras ;)

Publicar un comentario

Porque tú también tienes tu burbuja...