Último día...


Haciendo un poco de limpieza en el blog (ya era hora) Quitando paja del blogroll lateral sobre todo, que en nada empezamos año y hay que desprendernos de lo que sobra.

Descubriendo que soy capaz de dormir poco y ser lo suficientemente persona durante el día (esto es cortesía de #miniburbu) hasta para ahorrarme una siestilla y aprovechar ese rato y el de irme a la cama para leer, aunque sea una media horilla ¡bien por mi!

Encantada de tener en mi poder Cosas que le pasan a una madre sin superpoderes autografiado ¡gracias Moli! Molas mil, aunque ya te lo hayan dicho ;) Ganas de leer ese post sobre la moqueta que tanto te perturbó!

Teniendo paciencia para sobrellevar que la familia política se me plante casi cada tarde en casa para ver a la peque (que también tenemos vida propia, señores!) con lo que nos quitan tiempo para hacer cosas. Me consuelo pensando que es temporal, cuando vuelva al trabajo, c'est fini.

Esperando que el 2014 nos traiga soluciones para unas cuantas cosillas que tenemos pendientes.

¿Lista de buenos propósitos? Paso. Muy probablemente no cumpla con ninguno y no voy a perder energía en sentirme mal por ello xD 

Que el 2014 os traiga mucho de lo bueno y poco o casi nada de lo malo!


Que un árbol no te impida ver el bosque...


¿Por qué?

Eso me pregunto cuando me doy cuenta de lo que cambian algunas personas a mi alrededor. Puede resultar absurdo, pero, me preocupan algunos de esos giros en la forma de pensar. 

Crees que les conoces, de tantas veces que han charlado contigo en una buena tertulia con diferentes puntos de vista, que compartes o no, pero que te enriquecen, que te ayudan a ver algunos aspectos de la vida desde diferentes ángulos.

Sabes que tienen un cierto nivel cultural, no por que hayan estudiado una carrera (nunca he creído que la cultura te la de un título universitario, hay demasiadas pruebas que demuestran lo contrario) si no por que han tenido afán de formarse, curiosidad por aprender cosas nuevas y ganas de escuchar otras opiniones que pudieran aportarles una visión nueva en la que no habían reparado antes.

Entonces por qué, de repente o de un tiempo a esta parte, cambian de tener un punto de vista amplio y estar abiertos a otras experiencias e ideas a creer firmemente que lo más importante es lo de la tierra, lo propio y todo lo demás es una mierda. 

Me explico. Siempre he pensado que es muy diferente ser DE pueblo, que ser DE UN pueblo. Todos podemos estar orgullosos de dónde venimos, de nuestras raíces o de las raíces de tu familia, me parece algo normal. Pero pasar de pensar que el mundo es muy grande y abarca mucho más que tu comunidad autónoma a predicar que lo de tu tierra es lo que vale y si no lo sientes así, menudo _____ (inserte aquí el adjetivo que se desee) de pacotilla que eres... No respetando los gustos ajenos e incluso ridiculizándolos. 

Señores, el mundo es muy grande y abarca muchas cosas como para cerrarse de esa forma y creer firmemente que lo propio es lo mejor en detrimento de lo ajeno. Y ya no me refiero dentro de este país, si no del mundo. Todo tiene sus cosas buenas y malas y saber que hay vida y mundo más allá de nuestras fronteras, sean cuales sean estas, nos enriquece. 

Ese cerrarse en banda a todo lo que no sea "lo de aquí" hace que te empobrezcas, en todos los sentidos. Siendo una persona joven (y con joven me refiero ya en la treintena, no chavalines de 20 años) que antes tenía un punto de vista más amplio de las cosas y haya pasado a creer firmemente esas ideas más propias de generaciones anteriores o de gente "mayor" que nunca ha salido de su ciudad o su pueblo y se niegan a creer que haya cosas más allá de su tierra... Me entristece, por que son personas inteligentes que se han dejado y han acotado su vida a límites cada vez más pequeños con lo que, a veces, conversar con ellos se hace tedioso cuando antes podías estar horas debatiendo sobre mil temas diferentes.


En ocasiones me gustaría decirles "que un árbol no te impida ver el bosque" pero se me hace difícil, por que no quiero discutir ni tener que defender mi derecho a no pensar como ellos, a creer que por que me guste tal o cual cosa y no sea de la tierra soy menos o peor que ellos. Ver lo bueno y lo malo que hay aquí es ser realista, no ser un anti lo que sea. 


Virtudes y defectos tenemos todos, seamos de donde seamos, y saber verlo no te define como más patriota o menos patriota de donde seas. Perez-Reverte me parece un pedante, pero ayer le escuché decir una frase que realmente define a la mayoría de los españoles, somos del "o conmigo o contra mí". No tenemos término medio. Y es una pena por que nos perdemos muchos matices de gris.



Y Nars llegó a mi vida...


Más de una vez he dicho que me gustaría saber cómo maquillarme y sacarme partido. Siempre he sido un poco chicazo y el tema pinturitas no es que me atrajera especialmente, pero una está llegando ya a una edad en la que no viene mal mejorar el aspecto, que desaparezcan esos porazos dilatados (piel grasa, yuju) y ocultar o disimular un poco por lo menos el par de manchas tan fermosas que me han salido en las mejillas (regalito del embarazo)

Como soy una ignorante en el tema (que la Santa Patrona me perdone) voy a contar mi experiencia hace un par de días en un stand de Nars pero sin tecnicismos ni profesionalidades.

Como tenía que ir al médico y terminar de comprar algunas cosillas que me faltaban para miniburbu, aproveché el día y estuve brujuleando por ECI. De casualidad cuando me iba, pasé por un stand de Nars y la chica muy amablemente se ofreció a contarme las maravillas de la marca. No tenía prisa, así que, me quedé.

Empezó diciendo que tooooda la gama de maquillaje se fabricaba en los laboratorios Shiseido, vamos la leche (que una es ignorante, pero no del todo que hasta yo sé que es calidá calidá) y tenían mil cosas diferentes para todo tipo de pieles, tonos, subtonos, tipos, subtipos... Miles de sombras, más naturales, más fashion, de pasarela, de calle, brilli-brilli, mate, de todo. 

Me gustó el packaging de los productos. Sencillo, lineas puras, nada ostentoso. Después de contarme las maravillas de la gama, pasamos a que me maquillara. Le dejé muy claro que no suelo pintarme casi nunca y que cuando lo hago, me gusta el acabado natural, como si no llevara nada pero que se me viera "buena cara" Como una versión de mi misma, pero mejorada y sin defectos a la vista xD

Empezó aplicándome un sérum para, según me dijo, iluminar la piel y darle mejor aspecto. Textura súper sedosa y un olorcito apenas perceptible, pero rico, rico. Un placer absoluto. Insistió un poco más en la zona de las manchas para "restarles pigmentación" y se notó enseguida. Me comentó que utilizándolo a diario tenía propiedades despigmentantes y que me ayudaría a ir eliminándolas poco a poco. Y que estuviera tranquila, podía aplicármelo sin problema aunque estuviera embarazada.

Después comenzó la búsqueda de la base de maquillaje. Yo la quería matificante, por que siempre me ha pasado cuando me he maquillado que al cabo de unas horas (como unas 6 horas o así) aparecen los brillos como si fuera una bola de discoteca y tengo que tirar de las toallitas matificantes del mercadona para eliminiarlos (funcionan) por mucho que me haya puesto polvos matificantes encima para evitarlo.

Como tampoco sabía el color de base de mi piel nunca estaba segura de haber acertado con el tono de maquillaje así que estaba encantada de que alguien me ayudara. Probó con un tono y en cuanto me lo aplicó bien se dio cuenta de que no era el adecuado "uy, demasiado subido para tu piel" así que rápidamente buscó otro que creyó adecuado. Me comentó muy agradablemente que el tono de mi frente le había "engañado" al ser más dorado-amarillo que el de mis pómulos que tiraba más a rosado, así que me limpió la base de una mitad de la cara para aplicarme el otro tono y que yo pudiera ver la diferencia. 

Y la había, vaya si la había. En cuanto me aplicó el tono nuevo, se fundió totalmente con mi color de piel y parecía que no llevaba absolutamente nada puesto en la cara, pero con un buen color que no os podéis hacer una idea. Increíble. Me comentó que en la zona de las manchas podía volver a poner otro poco de maquillaje para terminar de camuflarlas y que no se me haría efecto "pegote". Lo hizo para demostrármelo y totalmente cierto. Las manchas NO estaban y no se notaba que me había puesto más maquillaje en esa zona.

Después utilizó un corrector para la zona de las ojeras y un poco, muy poco, de iluminador en la zona del ojo al lado de la nariz "por que tienes el hueso hundido en esa zona y hay que darle luz, no corregir" Menuda diferencia. No tengo muchas ojeras, pero el cambio fue espectacular.

Después utilizó el 3 en 1 (labial, colorete y sombra) en barra en el tono "Orgasm" y me encantó la textura, lo fácil que es de aplicar y extender y que con un sólo producto no tienes que preocuparte de más. Además también me aplicó un iluminador en barra justo encima de la zona del pómulo donde había aplicado el colorete para dar protagonismo y enmarcar el pómulo.

Una vez que tenía todo esto, pasó a mirame los ojos y me dijo "tengo un eyeliner verde que te va a venir de lujo" Jamás pensé que me sentaría bien el verde, tenía asociado que les sentaba muy bien a las rubias, pero me dejé hacer. Me comentó que los eyeliners negros y marrones endurecen mucho la mirada y suman años y hay que encontrar otros tonos que nos alegren los ojos y les den protagonismo. Terminó aplicando un poco de máscara de pestañas en las superiores, sin exceso y después me dio el espejo para que me viera con buena luz. 

A L U C I N A N T E

Mis ojos se veían luminosos, destacados, muy naturales y potenciando su color. ¿La cara? Una maravilla. Cero defectos, aspecto natural, sin brillos, ni poros, ni manchas, tacto aterciopelado. No parecía que fuera maquillada, en serio. 
Y tardó un poco por que me iba explicando los pasos que daba y para qué servían, pero en realidad, si yo me lo hiciera en casa, tardaría 5 minutos cada mañana. Como mucho.

A la hora de los precios, se ve que es como dijo ella "alta gama" pero creo que merece la pena. Apuntó todos los productos que me había puesto y me dijo que cuando quisiera y me viniera bien podía ir comprando poco a poco lo que necesitara, por que se había quedado todo apuntado. Y si algún día me apetecía un curso de automaquillaje, con llamar y pedir cita, solucionado.

Me encantó la experiencia, los productos y la chica fue majísima. Creo que he encontrado justo lo que necesito. Caro, sí, pero lo consideraré una inversión sobre mi misma. 


Por fin...


Me siento orgullosa de mi misma.

Sí. He sido capaz de leerme un libro que no fuese una chorrada sin sustancia sin desconcentrarme y con ganas. 

Llevaba tiempo deseando empezar 84, Charing Cross Road pero nunca encontraba tiempo (y era incapaz de concentrarme, para qué nos vamos a engañar)

Hasta que, por fin, fanfarria de trompetas por favor, ayer por la tarde me animé. De una sentada, hoygan. Ligero, entretenido, te metes en la historia sin problemas. Descubrí, al final del todo que la historia realmente no es una novela, esas cartas son reales, esa correspondencia existió de verdad, esa pasión por los libros y la generosidad que vas descubriendo carta tras carta. 
Me ha gustado tanto que creo que se lo voy a regalar a mi madre por su cumpleaños que es dentro de un par de semanas. He heredado su afán lector y sé que un regalo así lo va a apreciar mejor que nadie... 

Ahora me estoy planteando empezar con David Foster Wallace pero no quiero que me ocurra como me ha estado pasando con otros libros durante estos meses. Me propongo empezar uno, con ganas, y como mucho duro unos días. No me concentro, no consigo meterme en el libro, no hay manera. A mí, que siempre me ha gustado leer, que he sido capaz de pasarme horas enteras tirada en la cama con un libro en las manos, no he podido terminar uno que mereciera la pena.

Mucha gente me dice que es normal, que aunque no sea consciente tengo la cabeza en otro sitio... Vale, bien, me estoy dando cuenta de que muchas cosas que me están pasando y que me tienen descolocada se solucionan con la frase comodín "es normal, estás embarazada"  Ejem... 

Yo sólo quiero saber una cosa, mujeres lectoras que habéis sido madres, ¿esto se pasa y recuperaré mi capacidad de concentración y de lectura, verdad?  ¿VERDAD?



 

Y punto...


Superficial, sí.

Cierto, también.

"La auténtica felicidad no es encontrar el trabajo de tus sueños, ni encontrar tu media naranja, no. 

Felicidad de la buena es comer lo que a una le de la gana sin engordar."

Y antes de que nadie me diga que es una soberana tontería o que menuda soplapollez, parad un momento y pensad si de verdad no os gustaría poder comer cualquier cosa que os apeteciera y no tener que pensar que va directo a la cartuchera o a la lorza ;) 

 

Citas citables...


"Hay algo más importante que la lógica: la imaginación" 

Alfred Hitchcock



Septiembre...

Bienvenido.

Bienvenidas noches frescas y días de calor menos sofocante. 

De colores cálidos y hojas cambiantes. 

Café calentito para desayunar.

Despertar y arrebujarse bajo las sábanas.

Tardes de lectura infinita y silencios compartidos.

De observar los cambios... Y adaptarse a ellos.

Bienvenido...




3...


Recuerdos...


Volvería a repetir un millón de veces... 

 

Vacaciones II...


Si.

Otra vez.

Vacaciones.

Cambiando de aires. 

Estuvimos una semana en julio en las montañas (como Heidi) y esta semana que nos vamos ahora es para ver a mi familia. Hace por lo menos 2 años que no los vemos. Mucho tiempo. Demasiado. 

Somos muy independientes pero también muy familiares. No necesitamos estar constantemente en contacto, pero cuando nos juntamos, aprovechamos el tiempo al máximo. Es lo que tiene que nos separen 500 km. 

Va a ser una semana de relax. Risas. Césped. Sombra. Hamaca. Pinchos. Paseos. Noches de chaqueta. Pozo. La Partida. Abuela. Primos. Tíos. Cachondeo.

Enamorarme de nuevo de esa ciudad que llevo en el corazón aunque no haya nacido allí. Su ambiente. Su luz. Su olor. Pasear por sus calles y volver a sentirme completa. Por que sí. Me he acostumbrado a estar lejos, aunque no haya nacido allí, pero siempre que vuelvo (ahora menos a menudo que hace unos años) siento que realmente soy feliz. No necesito nada más. Sólo caminar hasta la plaza, entrar, cerrar los ojos y respirar. 

Casa.


Pequeñas dosis...


Siempre pienso en lugares en los que me sentiría a gusto con un libro, un café calentito o algo fresquito para beber. Dependiendo del día y del estado de ánimo, me apetece más algún sitio en la montaña o algo más cálido en la playa... 

He encontrado fotos en google que me dan una idea de esos lugares acogedores en los que no me importaría estar en algún momento. 

Sola o en compañía. Me da igual. El caso es conseguir esa dosis de relajación y tranquilidad que tanto necesitamos y desconectar del resto del mundo. 

Ayer mismo tuve una de esas dosis de felicidad, de esa que nace de los pequeños momentos. Sentada por la noche en la miniterraza de la cocina, con el airecito que corría, charlando con P totalmente relajados, con la cabeza vacía de problemas (no es fácil pero ¡a veces ocurre!)

Me fui a dormir con una sensación de bienestar que hacía tiempo que no tenía... 


 

Reproducción asistida...


A raíz de una de las últimas grandes ideas del gobierno a la hora de recortar, ha surgido el debate en cuanto al tema de la reproducción asistida en la Seguridad Social.

Es aberrante que discriminen a un sector de la sociedad por razones como la orientación sexual o su estado civil. Además de inconstitucional por que se supone que todos somos iguales ante la ley y no podemos ser discriminados por ningún motivo. En teoría.

Hay puntos de vista en contra o que se cuestionan si es adecuado que la salud pública se haga cargo de los costes que generan estos tratamientos, nada baratos por cierto. Muy respetable pero no estoy de acuerdo.

Y no puedo estarlo, ni lo estaré, por el simple hecho de que gracias a este servicio de sanidad tendremos a miniburbu este año.

En el momento en el que nos planteamos reproducirnos lo pensamos muy bien. Mucho. Y después de mucho hablar nos pusimos a ello. El primer mes no me bajó, así que pensando que habíamos tenido la suerte de los tontos y lo habíamos conseguido a la primera, me hice el test. Negativo. Bien. Seguimos con el plan.

Después de año y pico intentándolo y habiendo tenido la regla como 4 o 5 veces en todo el año fue el momento de ir al médico a ver qué pasaba. El de cabecera nos derivó al especialista. Pruebas y más pruebas de todo tipo. Resultados: todo bien pero os derivamos a reproducción asistida por que aquí ya no podemos ayudaros.

Más pruebas. Alguna de ellas ciertamente desagradable. Pero bueno, sólo queríamos saber qué era lo que no estaba bien con nosotros y si tenía solución. Una vez que nos hicieron todas las que consideraron necesarias nos citaron para darnos los resultados. 

Por suerte todo salió bien y estábamos los dos sanos y, en principio, no éramos incompatibles. Parecía que el único "problema" que podía haber era mi irregularidad total y absoluta de ciclo menstrual. Así que empezaríamos por lo más sencillo: estimulación ovárica. A ver qué tal. 

La medicación era fácil de aplicar, con un boli como el de los diabéticos, tenía que pincharme por la noche la dosis de hormonas que me indicaban en cada consulta. Me hacían las recetas en la consulta y luego debía ir a que me las "validaran", una forma de asegurarse que no eran recetas "pirata". Más que nada por que esa medicación cuesta unos 1.000€ sin subvencionar. Y a los dos meses más o menos de abrir la medicación, se caduca. 

Tuve que pincharme durante 1 mes seguido. 3 botecitos de medicación (multiplicad por 1.000€) Imaginaos también el chute de hormonas que supone eso. Después de 15 días yo ya estaba que me subía por las paredes. Hasta las narices de todo. Sólo deseaba que me creciera de una vez un puñetero folículo. Por que te pinchas esa primera medicación hasta que te crecen  como mucho dos. Si te crecen más folículos, olvídate, hay que esperar y empezar de nuevo con todo el proceso. 

Creció uno y en la última ecografía de control (había semanas que tenía que ir 2 veces al hospital) ya me dijeron cuándo tenía que pincharme otro medicamento diferente y cuándo ponernos al lío. Y después de 15 días hacerme el test de embarazo para ver si había habido suerte. 

Si no hay suerte a la primera, se repite el proceso hasta 3 veces. Si no da resultado, te hacen otras pruebas más complejas y pasas a otros tratamientos. Más caros.

Tuvimos suerte. A la primera salieron los dos palitos. Después de dos años y algo, todo salió bien. En la cita que tuve tiempo después con la matrona me dijo que habíamos tenido mucha suerte, que lo teníamos bastante complicado para conseguir un embarazo. 

Ahora me pongo a pensar en lo que nos habría costado por lo privado. Un pastón que no teníamos en un corto período de tiempo. ¿Un crédito al banco? Difícil que nos lo dieran. Por que cuando te planteas lanzarte en este tema, lo último que piensas es que vas a tener problemas para conseguirlo y, por lo tanto, no te pegas 5 años ahorrando para pagarte un tratamiento. Así de sencillo. 

Siempre he sabido que en un futuro querría formar una familia. Y lo del hijo único nunca me lo he planteado. Dos me parece una buena cifra. Tres ahora ya se considera familia numerosa, así que dos está más que bien. Debido a mi problema (y eso que es de los más sencillos de solucionar), tengo muy claro que para tener un segundo hijo voy a tener que recurrir a lo mismo por que si no, las posibilidades de conseguirlo son bastante cercanas a cero. No podrá ser en la sanidad pública por que al tener uno ya no te tratan aunque no te hayan hecho una inseminación artificial ni una fecundación in vitro. 

Igual tengo suerte y la revolución hormonal que llevo encima por el embarazo me arregla el ciclo y no necesito ayuda para un segundo embarazo. Ojalá. O igual no y tengo que pagar un dineral para poder tener un segundo hijo. Por que no te planteas la adopción cuando existe alguna posibilidad de que puedas tenerlos tú.

Que tener hijos no es un capricho, no es un "Quiero un bolso de Gucci y unos Louboutin" Eso te lo pagas. Y no tiene nada que ver con la liga de la lactancia materna ni radicalismos de ningún tipo. Si luego resulta que no puedo tener más por el motivo que sea, pues nada, se asume y punto.

Pero si por algo tan normal como es querer formar una familia ya tengo que pensar en que para tener el primero tengo que pagar mucho dinero sólo por saber si estamos sanos, si somos compatibles y podemos conseguirlo, lo siento pero no, no me parece justo y estoy muy a favor de la subvención de la reproducción asistida sin discriminiación de ningún tipo en la sanidad pública. 

Por desgracia en mi círculo más cercano no soy la única que ha tenido que recurrir a la reproducción asistida. Dos parejas de amigos también. Unos ya tienen un niño de 3 años y no se resignan a tener sólo uno mientras tengan una posibilidad, aunque sea remota. La otra pareja lo lleva intentando igual o más tiempo que nosotros, sin resultado. Llevan muchos años juntos, no están casados ni son pareja de hecho. ¿También deben quedarse fuera por no haber un papel que certifique que tienen una relación? ¿Deben pagar un dineral por que querer formar una familia es simplemente un deseo y no un derecho?

No todo el mundo puede pagar lo que cuesta y hay muchas otras partidas en las que se podría recortar y ahorrar sin necesidad de estar tocando la sanidad pública como se está haciendo.




Un buen fin de vacaciones...


Ya se terminó nuestra semana de vacaciones. Qué corta se ha hecho, apuf…

Nos hemos relajado, hemos dormido como troncos y leído como posesos. Todo estupendo, hasta ayer.

Como ya sabéis, tuve un “susto” en el embarazo y me mandaron guardar reposo. Teníamos que hacer un par de chapucillas en casa y como yo no podía ayudar a mi chico, les pidió ayuda a sus padres.

Hemos estado una temporada laaaarga en buenos términos con ellos. Respetaban nuestro espacio y nuestras decisiones y había buen ambiente. No nos podíamos quejar. Y nos han ayudado cuando se lo hemos pedido.

Pero yo sabía que en algún momento saltaría la liebre. Por que sí, por que me conozco el percal.

Puede parecer una tontería, pero mi casa es mi hogar, mi refugio, mi espacio. Y no me gusta que entren en ella cuando yo no estoy. Y menos, que no me digan que han entrado. Me parece irrespetuoso.

Por que ayer, al volver a casa, nos encontramos con ropa planchada (quedaban 4 cosas en el cubo de la ropa sucia), arreglillos hechos y cosas cambiadas de sitio.

Después de que ayudaran a P en lo que hizo falta, antes de marcharnos de vacaciones, se les dejó claro que ya no era necesario que fueran a casa a hacer nada, que estaba todo hecho. Y no hubo ningún problema “Sí, sí, no te preocupes”

Y nos encontramos esto. Que sí, que la intención es ayudar y es algo que no ponemos en duda. Pero lo que está muy feo es entrar en una casa en la que te han dicho que ya no hace falta y encima, no decir ni esta boca es mía. Creían que no íbamos a darnos cuenta?

Lo peor no es eso. P los llamó anoche para decirles, oye, que ya os dije que no teníais que venir más y menos, no decir que habéis estado cuando nosotros no estábamos en toda la semana. Lo dijo de buenas maneras. Pero mi suegro se puso como los locos, “No agradeces nada, encima que tu madre lo hace por ayudar. No te preocupes que no vuelve a pisar tu casa” O.O  WTF!!??

A cuadros nos quedamos. Que se enfaden ellos por haber entrado en mi casa sin permiso y sin decir nada y hasta ordenen el cajón de la ropa interior de mi marido… No tengo palabras, en serio.

Además de que, ahora mismo, lo que menos necesito son estos dramas absurdos y fuera de lugar. Necesito tranquilidad a mi alrededor y dormir 4 horas “gracias” a este despliegue de dramaqueenismo, no puede considerarse como tal.

Llamadme quisquillosa si queréis, pero me parece fatal esa total falta de respeto hacia la intimidad de otra casa. Por mucho que sea su hijo. 


Vacacioneeees...


                           Me voy una semanita a un sitio como este…

 

Nos vemos a la vuelta! ^_^


Sustos...


Estás a punto de cenar y, de repente, tienes que dejar todo donde está y salir volando al hospital. Sangre. Pánico. Pero no hay dolor. Es extraño.
Se te pasan mil cosas por la cabeza, ¿irá a más? ¿sólo es un susto? Mierda, el semáforo están en rojo!
  
Llegas. Te mandan a la sala de espera. A desesperar. Ves a otra chica que se está poniendo de parto. Ella ya está en la parte final. Te llaman. Te miden la tensión, te hacen preguntas y otra vez a esperar.

La mente es peligrosa y si la dejas, puede ser un monstruo. No quieres toser, no quieres moverte. Una idea toma forma en tu cabeza. Cristalina. Que me pase lo que sea, pero que ella esté bien.

Vuelves a oir tu nombre. Entras. Te tumbas. Te miran, te exploran, ecografía. Oyes su corazón como el galope desbocado de los caballos. Suena bien. Te dicen, ella está bien, latido normal y no para de moverse. Es verdad, la notas dejando claro que está ahí dentro. Parece que todo está bien. Te mandan reposo y vigilarte. Nada de trabajar si manchas.

Para casa. Intentas relajarte. Te tumbas, sin hablar, sin moverte y poniéndote las manos en la tripa, como si así consiguieras que se quede ahí. Que no se vaya.

“Quédate donde estás, pequeña”


Felicidades!! ^_^

Por que te quiero. Por que me quieres (y aún no sé por qué xD ) Por que a pesar de que acabes agotado, SIEMPRE estás dispuesto a darme un masaje de pies. Por tu paciencia. Por reirte de mis “raticos malos”.

Por decirme que cuando más guapa estoy es con pelos de bruja y recién despierta. Por aguantar mis cambios de humor. Por hacerme reir en medio de un cabreo. Por querer viajar conmigo hasta el fin del mundo.

Por engancharte conmigo a series pedorras y otras no tanto. Por tomarte con resignación mi amor loco por los bolsos y los zapatos. Por venir de compras conmigo. Por que te gusta hacerlo.

Por embarcarte conmigo en todo este lío ^_^ 

Por ser tú.

Te Quiero Todo y Más.

¡¡¡¡ F E L I C I D A D E S   P E Q U E Ñ O !!!!


Chorraditas que me chiflan...

Que me encantan todas las mariconaditas de papelería es un hecho. Si por mi fuera, tendría la mesa de la oficina (y en casa si te descuidas) llenita de post-its con formas y colores molones, archivadores de cuarenta mil colores, gomas, clips, bolis y rotuladores de mil formas distintas.

Cuando empiezo a ojear un catálogo de papelería es inevitable empezar “quiero esto… y esto… y esto otro!” Me volvería loca y arrasaría con todo.


Por que, seamos realistas, ya que tenemos que ir a trabajar, qué mejor que rodearnos de bonitismo y cositas molonas. No es lo mismo escribir una nota sobre algo de lo que necesitas acordarte más tarde en un post-it cutre y triste que escribirlo en uno de esos de colores alegres y en forma de bocadillo de comic, por ejemplo. 


Que sí, que puede que sea una absurda de la vida por que me gusten estas chorradas, pero qué queréis que os diga, prefiero rodearme de cosas divertidas que me hagan el trabajo más ameno y entretenido, aunque sólo sea por el color del boli con el que escribo o por la ilusión de estrenar una libreta de notas con un detalle chulo :-)

Vosotros sufrís de esta "fiebre papeleril" o pasáis olímpicamente de estas chorradas? =D

Una de cine...



Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid y que ayer era el día del espectador, fuimos al cine.

Entre que cada vez es más caro y que últimamente no hay ningún estreno que merezca la pena, nos decidimos por “Objetivo: La Casa Blanca” Ya que vamos cada vez menos, por lo menos que nos entretenga.

Hace unos días Bich la recomendó, el momento machote de Gerard *babas* Butler y Aaron Eckhart valía la pena… Y he de decir que sí, que merece la pena sólo por verlos a ellos tamaño pantalla de cine.

La historia en sí es bastante previsible, los USA son los buenos buenísimos y los malos malísimos (en este caso coreanos) quieren atacarlos y destruirlos. Presentan al presidente casi como un bollito, serio y respetable, pero tiennnno como un donuts y sufridísimo. Y su guardaespaldas-másmejoramigo es Mr. Empotrador Butler. 

 Relegado a un puesto burocrático por diversas circunstancias (no voy a spoilear por si alguno quiere ir a verla) es el único que sabe moverse por los entresijos de la güaitjaus… el resto os lo podéis imaginar.

Yo me lo paso teta con las pelis de tiros y acción pero si encima los protagonistas están taaaan buenos, doble disfrute! Así que si algún día tenéis ganas de pasar una tarde entretenida y babear hasta la saciedad id a verla!




Verdades Universales... (VII)

Salvo que vaya a ser vista (visita médica, ligue ocasional…) normalmente, la ropa interior de una chica nunca va conjuntada.